DESCUBRIENDO A DEMOCRAZY

Democrazy surge de las cenizas de Hechos contra el decoro como una evolución. De base Rock-Funk, salpican sus melodías de matices de jazz y rap y revisten sus letras de letras afiladas y críticas.  Tras el lanzamiento de los singles “Desinventarnos” y “Middleclass”, presentan su primer álbum homónimo y autoeditado.
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)
1. ¿Qué podemos encontrar en “Democrazy”?

Democrazy somos una agencia de viaje sonoro: de las guitarras afiladas a los ritmos jamaicanos, pasando por el drum and bass o las rimas reposadas. Seis músicos curtidos en mil batallas tripulando una batidora de energías que combate el ruido del presente a base de sentido.

Hemos observado una amalgama de influencias muy distintas. ¿Sois vosotros una amalgama también? ¿Cómo habéis buscado la producción?.

Somos músicos muy eclécticos. La multiplicidad de inquietudes y gustos musicales es uno de los pilares de la banda. Nuestra relación con la música es siempre la de una apertura y un viaje que, la mayoría de las veces, no sabemos adónde nos va a llevar. En esa aventura el único propósito que podríamos nombrar en los términos de una estrategia es el de inventar un sonido singular que nos haga reconocibles para los otros.

Las letras de vuestros temas son afiladas y directas. ¿Qué importancia le dais al mensaje en la música?

La mercantilización de la vida está provocando un alto grado de banalización. En el ámbito de la producción cultural eso se acompaña de una homogeneización del gusto y de la imposición de fórmulas orientadas fundamentalmente por una racionalidad de negocio. Tratamos de habitar el barco pirata de los músicos y artistas que navegan en sentido alternativo. Conectarnos críticamente con el presente que habitamos a través de nuestras canciones es parte de ese propósito. Las letras son una herramienta que exploramos en ese sentido. Unas veces son afiladas y otras más poéticas, pero en ellas expresamos lo que nos inquieta y mueve en la vida que tenemos.

 2. Habéis contado con las colaboraciones de Javier Ruibal, Enrique Bermúdez y Paloma del Sol. ¿Qué han aportado estos artistas a los temas de “Democrazy”?

Javier Ruibal es un hermano muy querido que bebe del espíritu de la cultura andalusí. “El Piculabe” es un cantaor gitano del barrio madrileño de Pan Bendito. Paloma del Sol es una artista guineana de Lavapiés capaz de sacudir nuestro inconsciente occidental con un mínimo gesto. Tres coordenadas de otra España que una vez fuimos, pero que no habita en nuestra memoria porque nunca nos la han enseñado.

 

3. El lanzamiento de un disco siempre supone una gran inversión, ¿cómo habéis afrontado la financiación?

Detrás de nuestro primer disco hay una dosis grande de trabajo, esfuerzo e ilusión. Es el resultado de una experiencia de cooperación con Panda Artist, nuestros hermanos en esta aventura. Juntos hemos autoproducido el disco y vivimos la intensidad del viaje que recién hemos iniciado. La buenas críticas que estamos recibiendo son la mejor vitamina para el proyecto.

 

4. Vuestra presentación para prensa es directa y tiene un toque de misterio. No nos podemos resistir a pedir más información: ¿Qué es Hechos contra el decoro?

Hechos contra el decoro fue un combo que le puso banda sonora a la realidad hace casi veinte años. Contra el decoro rodamos por mil y un escenarios de aquí y de allá, musicamos la película Barrio, de Fernando León de Aranoa, y tuvimos la oportunidad de aprender de un montón de artistas y colectivos sociopolíticos con los que compartimos ese tiempo. Los Hechos murieron hace ya unos cuantos años y morir es nacer de nuevo. Ahora hemos nacido como Democrazy. Ya somos otros.

 5. Hoy en día se hace un importante trabajo de promoción a través de Internet y las redes sociales, ¿cómo valoráis el impacto que tiene en la difusión de proyectos emergentes como el vuestro?

Nosotros nos hicimos músicos en una realidad muy diferente, así que estamos tratando de aprender todo lo que podemos acerca del nuevo paradigma en el que nos movemos. En el tipo de sociedad en el que vivimos, la digitalización de la existencia se nos presenta cargada de complejidad y de aristas. Tratamos de vivirla de modo crítico, aprendiendo de las bandas y artistas que habitan con ética y destreza el ecosistema digital.

A pesar de todo, ¿aún se gana uno al público en directo?

Los directos son la savia de la actividad musical. Tocando se teje el vínculo con los otros y se vive el acontecimiento irrepetible de cada concierto. En Democrazy somos animales de escenario.

 

6. Tocáis en Madrid el próximo 13 de diciembre. ¿Qué nos vamos a encontrar?

Una descarga de canciones para bailar, agitarse y sacudirse por un rato los malestares acumulados. A nosotros nos gusta pensarlo al modo en que Alicia concebía los espejos: no para mirarse, sino para pasar al otro lado.

 

7. En todo este tiempo habréis aprendido muchísimas cosas, ¿qué consejo podríais darle a alguien que esté trabajando en sus primeros temas?

Lo mismo que nos repetimos cada mañana en el local del ensayo: pasión, paciencia, perseverancia.

 

8. Para finalizar, en Emergentes somos muy freaks de la película Casi Famosos y acabamos todas las entrevistas con la pregunta estrella: ¿Qué es lo que os apasiona de la música?

El milagro de la composición: modelar desde la imaginación una canción que antes no existía. Cuando además se hace en común, se enfatiza que en realidad lo importante no es tanto el sonido como la escucha.

Toda la info del concierto de Democrazy en Madrid en nuestra agenda de #ConciertosRecomendados!

Democrazy

Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *