FREDI LEIS LLENA DOS VECES LA GALILEO CON “MARIPOSAS”

Fredi Leis - Galileo Galilei
Fredi Leis está de celebración por el lanzamiento del single del que será su próximo álbum “Mariposas”, y Madrid no podía quedarse fuera de la fiesta. Doblete en Galileo con lleno hasta la bandera para desplegar un repertorio cargado de emoción y de sorpresas en forma de canciones nuevas. Todo un fin de semana que viene avisando de que vamos a hablar mucho de Fredi, y nosotros que nos alegramos.
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

 

Hace relativamente poco que hablamos de Fredi Leis por Madrid, pero este gallego se ha ganado un hueco en el circuito local a pasos agigantados. La propuesta es ineludible: intimidad, emoción y unos temas que te calan entero. Te hace sentir cercanía incluso desde encima del escenario. Te cuenta su historia como si estuviéramos tomando algo sentados en casa, y eso no tiene precio. No es de extrañar que colgara dos noches seguidas el cartel de completo en el estreno de algunos de los temas que recogerá su próximo disco “Mariposas”.

Con la banda al completo, Fredi alternaba entre el micro del centro del escenario y el piano para desarrollar un repertorio que nos dejó lo mejor de sus dos facetas: la íntima y la rítmica. Porque este proyecto alterna entre lo delicado y desprotegido del formato a piano y voz y la energía de la banda en eléctrico. Nos dejamos mecer por temas sentidos como “Fugitiva” o “Me quemas” para después caer en los ritmos precisos de “La de los labios rojos“, “Días grandes” o “Santiago DC“, que empezaron suaves y rompieron en una subida de intensidad que puso a todo el mundo a cantar y que quedó rubricada de la voz clara y sentida de Fredi. Él presentaba los temas compartiendo su historia y nos hacía partícipes de ella, a la vez empatizando y adaptándolos a nosotros.

Entre las novedades, pudimos descubrir un precioso “Échame de menos” y viajamos a la luna con “Fuimos“, que fluía sobre el ritmo preciso que marcaban las manos de Alejandro Masafret (bajo) y Bruno Couceiro (batería) . Fredi decía que siempre acababa por desnudarse en los estribillos aunque se hiciera el duro en la estrofa, y presentaba “No tienes ni idea“,  que apareció de repente para hacer el silencio en la Galileo en un momento mágico. El repertorio se adaptaba a la noche y a la energía que fluía por la sala y llegaba el momento de sacar a la palestra uno de los temas con más calado: “Estrellas fugaces“. Fredi aún no había pronunciado la segunda sílaba cuando se le unía el público, que lo acompañó prácticamente toda la canción y que lo siguió hasta “Mariposas” guiados por un toque algo más pesado que acabo por reventar en un finalazo en seco por todo lo alto.

Entrevista

La despedida entraba de la mano de la acústica de Carmela Gómez en forma de versión de “Tuyo“, tema perteneciente a la banda sonora de la serie Narcos que acabó por reventar en el punteo de Nacho Mur antes de mutar en “Hit the Road, Jack” y “Cuéntame qué te pasó“. Fredi tocaba el timbal de la batería con las manos mientras la banda poco a poco abandonaba el escenario. Al final, un Fredi Leis solo ante el peligro, se despedía de su público derrochando lo mejor de calidad vocal. No sólo hay que componer los temas, hay que tocarlos… y Fredi sabe lo que se hace dando a sus canciones la mejor interpretación.

Naturalmente no podía quedar ahí la cosa y la banda volvía para interpretar “No hubiera dudado“, tema que estaba en un principio fuera del repertorio y que llegó para conquistar la Galileo con un juego de dinámicas y prepararnos para la explosión que sería “Una guerra de Granadas y Sevillas“. Las voces de Fredi y Carmela se entrelazaban y arropaban sobre el vaivén instrumental que se contenía y se dejaba volar en un final que fue un desparrame. Vaya bis.

 

Cuando uno va a a ver a Fredi Leis espera un concierto íntimo y sentido. Se pone ahí delante, se deja emocionar y disfruta de cada nota y de cada palabra. Lo que muchos no se esperan es que además te monte una fiesta sobre el escenario. Fredi adereza esas canciones emotivas de una instrumentación enérgica y una interpretación apasionada que le permite intercalar la desnudez total con la energía del que lo echa todo fuera. Fue una maravilla que adaptaran el set list según fluía el concierto, que jugaran con la intimidad del repertorio y con las intensidades de cada canción. Nos hicieron parte de cada historia y nos dejaron cantar la nuestra envuelta en sus melodías. Lo dicho, una maravilla.

Fredi Leis - Galileo