LA MODA EN WIZINK CENTER: UN PIE DELANTE DEL OTRO

La MODA - WiZink
La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La MODA) celebra que la vida les sonríe y no hay mejor forma de hacerlo que montar un señor concierto. Llámalo WiZink, llámalo Palacio de los Deportes… pero en Madrid esto son palabras mayores.
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

La MODA en el WiZink… Mira que tenía ganas de ir, pero no sé qué contaros. ¿Cuántas veces he escrito sobre La MODA en el último año? Tenemos La Riviera, el acústico del cumple de David Ruiz, Sonorama (que cuenta doble porque tocaron en el Trigo y en el escenario principal), Festival Gigante y WiZink. ¿Qué os cuento? ¿Qué más queréis saber?

Dado que estaba medio Madrid allí puede que muchos de los que leáis esta crónica anduviérais por allí. Si estuvisteis en la pista os felicito por vuestra lucha contra la claustrofobia y os lo agradezco porque fuisteis lo más bonito de todo el concierto (con permiso de la banda). Me voy a explicar. Soy muy fan de La MODA. Me encantan. Pero con ellos he pasado una línea y me alegro de sus éxitos como si fueran parte de mi familia. Pues ver miles de manos alzadas y oírlos a todos cantando los mismos versos que a mí me remueven fue espectacular.

💛 La MODA

Ahora me dirijo a vosotros. David, Nacho, Jose, Alvar, Jorge Juan, Jacobo, Caleb y a todo el equipo que hace que La MODA sea posible: Os quiero un poco. Ya lo he dicho. Ver a toda esa gente emocionarse con vuestras canciones me emocionó a mí. Estoy orgullosa de vosotros, ya veis. Seguro que si os dijera esto a la cara sonreiríais educadamente, pero yo me siento estúpida al escribirlo porque a ver quién me creo para sentir algo así. Pero lo siento.

Como estamos en confianza voy a decir que me encantan las caras de idiotas que se os ponen cuando os miráis entre vosotros sin llegar a creeros lo que está pasando. Qué bonito es ver eso. Qué bonito es observar cómo preparáis los cambios de dinámicas, cómo gritáis al aire con toda la espalda tensa y cómo miráis al que hace el solo. Mira que os veía pequeñitos y lejos en el WiZink pero, de alguna manera, todo aquello se transmitía.

No debo de ser la única que siente que esa complicidad traspasa el escenario porque ahí había un montón de voces emocionadas cantándolo todo. Los billos, las estrofas y hasta las melodías del saxo y el acordeón. Qué fuerte, ¿eh? No paraba de preguntarme cómo os debíais sentir. Ya sé que no queríais pensar en números, pero yo soy muy de ciencias y necesito decirlo: 16.000 personas había ahí aquella noche gozándolo con vosotros. 16.000 almas sintiéndose identificadas con vuestras letras y desahogando sus pesares con vuestra música.

David: Los números no importan. Estamos agradecidos por poder compartir estas canciones. Por sentir que lo que hacemos significa algo para vosotros

El concierto

Voy a dejarme de vainas sensibleras y a contar un poco el concierto, que luego la gente que no pudo ir me dice que quieren saber qué pasó. Pues qué va a pasar. Que repasaron lo mejor de un repertorio que cala hondísimo. Que se desataron revueltas enVasos vacíos”, “Miles Davis” y “Catedrales”, que se encogieron corazones con “Los Lobos” y “La Inmensidad”. Que el griterío inundaba las luces naranjas cuando salían del escenario para alumbrar los miles de cabezas que cantaban descosidas.

Que ver el concierto de lejos me dio oportunidad de observar los cambios de posición de la banda. Que La MODA se repliega en el centro del escenario como un equipo plantando cara. Que se dispersan para llegar a cada personita que los observa desde cualquier ángulo. Que se ceden la primera línea para que nadie se pierda la cara del que toca el instrumento clave de cada momento.

Que hubo un mar de brazos abiertos con “1932” y que nos emocionamos con “Salvavidas (de las balas perdidas)”. Me encanta la fuerza que tiene la palabra hablada cuando el mensaje es importante. Me encantó que David bajara al foso para cantar “Hay un fuego”. Me encantó que empezara solo y entre la gente porque tener un fuego dentro es muy íntimo y a veces da miedo. Me encantó que se le uniera la banda a mitad de la canción porque ese fuego hay que avivarlo y protegerlo en equipo.

 

Los bises

Me encantó que “Campo amarillo” fuera una declaración. Me encantó que la gente golpeara los asientos pidiendo el bis como en un partido de baloncesto. Igual el espíritu de La Demencia mora en el Palacio de los Deportes (perdonadme los madridistas, pero una también tiene un pasado).

La MODA lo agradeció regalándonos “Nómadas”. “Esta canción es vuestra”, dijeron , y nos sentimos parte de todo. ¿Qué tiene esta canción? Yo los conocí con ella, pero eso sólo debería afectarme a mí. Puede que “Nómadas” describa a La Maravillosa Orquesta del Alcohol. Puede que sea el dibujo de la banda que nació sin más pretensión que aceptar el fuego que tenía dentro y que ha sabido crecer manteniendo ese espíritu. Puede que también describa a todos los que nos sentimos identificados con ellos. Puede que nos ayude a todos a no perder nuestro tren.

David: Esperamos vernos muchas veces a lo largo del camino. Lo que sí que os prometemos es que nunca nos vamos a olvidar de donde venimos”

Voy a cerrar dirigiéndome de nuevo a La MODA porque la reflexión lo merece: Os despedísteis con “Héroes del Sábado” y la gente se volvió loquísima. Qué importante es esa canción. Qué importante es que vosotros le deis importancia y qué importante es que haya tanta gente que lo apoye. Igual no somos la generación perdida, igual no somos millenials obsesionados con un selfie. Creo que estáis inspirando a un colectivo y que eso es lo más importante de todo. Enhorabuena. De corazón.

Si te ha gustado este artículo tal vez te interese:

Entrevista: La MODA presenta “Salvavidas”

Hemos escrito este disco pensando en las personas como seres humanos y hemos intentado no hablar de las cosas de forma directa y tener un momento para la tristeza y para la esperanza. “

Entrevista a La MODA

Sonorama 2018: Viernes

“Se me hizo cortísimo, me lo canté todo y disparé media tarjeta intentando captar esas caras de alegría y de rabia, esa energía a la vez reflexiva y luchadora. Me emocioné como una idiota y se me escapó una lagrimilla.”

Sonorama viernes

Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *