MORGAN SE DEJA LA PIEL AL DESCUBIERTO EN LA PRESENTACIÓN DE “NORTH”

Morgan es una banda que bebe de lo que le sale del corazón. Lo deja fluir, lo vacía, lo llena y te deja exhausto. Escribí sobre ellos cuando presentaron estos temas y pensaba que no iba a poder hacerlo otra vez. No quería decir lo mismo pero me había sentido igual: emocionada y repleta de energía. Sus temas son a la vez directos y profundos y ellos los visten de dinámicas, de delicadeza y de fuerza. En su momento dije: “Te para y te acelera el corazón a la vez”… y lo mantengo. Fue lo que esperaba y fue mejor porque sabía por dónde iban a salir y porque da igual cuánto lo sepas, ellos suben y bajan y, aunque lo esperes, te sorprenden cien veces.
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

La sala El Sol hasta la bandera y los primeros acordes de “Cold” vibraban en el pecho. Nina (voz)  y Paco (guitarra/coros) calaban el silencio con la suave intensidad que tanto caracteriza a Morgan y comenzó la fiesta. Qué dos voces, qué manos, qué canción… Y como decía, la fiesta llegó de la mano del ritmo cortado de “Attempting”, que presentó las últimas incorporaciones a una banda que se dio a conocer en acústico y que hoy por hoy llena física y espiritualmente los mejores escenarios: finalazo a cargo del hammond de David Schulthess, la trompeta de Iván del Castillo y el fliscornio de Alejandro Serrano. Qué grande.

La sala en caliente y “Cheesecake” nos dejó las caídas más dolidas de Nina sobre el pulso firme de Ove (bajo) para dejar paso a los acordes picados de “Goodbye” y a esa intro aireada que anuncia una subida de intensidad de las que te llenan. La despedida más enérgica de un álbum que suena a paso adelante y que hizo de intro para el ritmo manouche de “Roar” y su subidón final. Y es que no mentíamos cuando dijimos que Nina te susurra y te para el corazón y a la vez te ruge y lo acelera.

Morgan - El SolLlegaba el momento para un clásico de esta banda que ha revisitado “Work” con ese ritmo a la contra a cargo de las baquetas de Ekain mientras voz y guitarra se intercalaban. Las manos de Paco anunciaban subidón que llegó acompañado de metales y que explotó entre aplausos. Nur subía entonces al escenario para dejarnos una de las baladas más fuertes de Morgan: “Weather”. Qué dulce, qué bonito sentir las voces respondiéndose y qué dos vozarrones tan diferentes entendiéndose como uno solo. Y es que estos músicos se conocen, se admiran, se observan y tocan juntos. Paco susurraba la letra abrazado a Nur y Nina se giraba y le daba paso sonriendo con los labios y con los ojos. Ahí está la magia.

Morgan - El Sol

Decíamos que Morgan es un proyecto que se dio a conocer en acústico y es que los primeros temas los pudimos escuchar a voz y piano. No podía faltar ese momento íntimo y Nina se quedó sola en el escenario para interpretar “Volver”, su único tema en castellano y el bonus track de “North”. Silencio sepulcral, el piano y una voz cantando uno de sus temas más intensos. Si no te cuelgas perdidamente no eres persona.

Todos de nuevo a escena, llegaba el momento de esa intro a slide, de las caídas de voz y de esos coros a cargo de  María Ovelar, Araceli Lavado y Maisa Henz. En una palabra: “Praying”. La Sol  coreaba los “oh-oh-oh”, Nina se mecía y se dejaba la garganta en ese final desgarrado que rompe el aire. “Sometimes” nos trajo de nuevo el juego de dinámicas y todos subimos y bajamos sobre la onda de vacío y de corazos para explotar en la expresión de rabia de Paco, que rubricó el tema con un solo de los que hacen época.

Morgan - Praying

#VídeoRecomendado

Aplausos y silencio… y las primeras notas de “Home”. Se me va a ver el plumero. A mi esta canción me mece y me golpea con una contradicción que os prometo que tiene sentido. Me emociona con un miedo universal y me llena. Quiero cantar con Nina, quiero dejarme empujar por los coros y quiero que se vacíe el mundo para escucharlo todo. Es de esas canciones que no necesitan nada y que cuando lo escuchas con todo no puedes creer que te guste aún más. Mira que la he escuchado veces, pero me volvió a pasar cuando salieron los metales al final. No tengo nada apuntado y no hice ni una foto. No digo más.

Tocaba despedida y no podía faltar Jose Nortes, responsable de la producción de “North”, para gozarse el tema más positivo del álbum: “Thank you”. Un poco de funk para acabar esta fiesta por todo lo alto sobre los golpes de charles de Ekain y el fino pulso de Ove. Subidón doblando solos y picando las guitarras con los vientos mientras Jose doblaba la espalda y tocaba casi poseído. Y esas miradas por aquí y por allá que preparaban el falso final para después sonreír con picardía y despedir el tema por todo lo alto. Enorme.

Morgan - El Sol

Naturalmente no quedó ahí la cosa. Queríamos más. Y los chicos volvieron de nuevo a interpretar “El librero”, un tema que no quedó incluído en su álbum debut pero que forma parte de la raíz esta banda. Esa intro a piano, la entrada de los vientos, los cortes de batería, las subidas y bajadas de intensidad… Es una fuerza imparable que hace que lo eches todo fuera.

Y entonces… una sorpresa. Paco y Nina se bajaron del escenario, se mezclaron con la gente y tocaron “Marry You” en acústico y arropados por una sala conmovida que quería reír y llorar. María, Araceli y Maisa susurraban junto a ellos y, de repente, el bajo de Ove anunciaba que habían vuelto todos y que íbamos a acabar como empezamos: henchidos de energía y repletos de ritmo. Finalaco de excepción para un concierto harto esperado que se había hecho corto. Estas canciones y esta banda se alimentan una de otra, se hacen crecer mutuamente y juegan a emocionar y a golpear. Se desnudan y se tornan potentes, se dejan la piel al descubierto y la rasgan en una ola de energía… y vuelta a empezar.

Me he vuelto a pasar, me enrollo un montón. Sólo voy a decir una última cosa: Quiero volver atrás y repetirlo todo otra vez. Quiero volver a empezar.

Morgan - El Sol

Morgan son: Caroline de Juan, Paco López, Ekain Elorza Sarasketa, Alejandro Ovejero y David Schulthess

Con la colaboración de: Nuria Elósegui (NUR) , Jose Nortes, Alejandro Serrano, Ivan Del Castillo Casado, María Ovelar Martin, Maisa Hens Atienza y Araceli Lavado