LA RADIO ENCENDIDA 2018

La Casa Encendida ha acogido un año más uno de los eventos más esperados del año: La Radio Encendida. Os contamos los conciertos de La Pegatina, Aurora & The Betrayers, Cintia Lund, Joana Serrat, Los Nastys y Sidecars. Ojo, y al final las fotos!
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

La iniciativa La Radio Encendida, organizada por Radio 3, propone una serie de conciertos gratuitos en el mítico espacio madrileño La Casa Encendida. Los conciertos, organizados en bloques de dos o tres bandas, se retransmiten en directo. No hay que decir que recomendamos sintonizarlos, pero recomendamos más darse un paseo y aparecer por ahí. El sistema es sencillo: Dos horas antes de cada bloque se abre la taquilla y se reparten las invitaciones entre los asistentes de la cola. Así de fácil.

Como nosotros tenemos que ir acreditados y los medios nos tenemos que repartir no os podremos contar todo el fiestón, pero tened por seguro que aquello merecía la pena fueras a la hora que fueras. Nosotros decidimos arrancar la mañana con el ritmo y la energía implacable de La Pegatina, que despejó los últimos conatos de empanada mañanera. Nos pusieron a cantar con temas como “La Tempestad” y a saltar con “Lloverá y yo veré” y se despidieron con el mítico “Mari Carmen” para desatar una pequeña locura en el patio. Mención especial para el público pequeñito, con sus cascos de colores y su sonrisa pícara, que se bailaron el concierto como si no hubiera un mañana. Será que la energía se pierde al trasnochar.

Aurora & The Betrayers subían entonces al escenario a descargar lo mejor de su sonido intenso y energético. Es imposible no quedarse de piedra con ellos, con la mirada al frente de Aurora y esas intensas notas de tensión. Disfrutamos de temazos como “Fire” y “Don’t waste more time” y nos dejaron con ganas de volver corriendo a casa a repasar su nuevo disco “Tune out the noise”

Pasamos entonces al auditorio a gozarlo con el pop electrónico y elegante de Cintia Lund, que lideraba el trío con la elegancia que sólo ella sabe proyectar. La luz de contra le brillaba en el pelo y marcaba su silueta como una aparición, y ella cantaba como si trajera un mensaje. Tuvimos momentazo con “New York Anthem” y flotamos con ellos en una mañana que sabía a noche.

Llegaba el momento del folk delicado de Joana Serrat, que conquistó la sala sin más apoyo que su guitarra. Como si se abriera un telón y comenzara la historia, Joana nos condujo a través de las canciones con su voz clara y dulce. Nos transportamos en el espacio y en el tiempo, olimos el polvo y oímos el chirrido de la mecedora. Magia.

Aquí la marcha seguía, pero como decía no se puede estar en todo y nosotros nos habíamos ganado un descansito. Oimos que había habido un acústico improvisado en la azotea mientras estábamos de concierto y nos dirigimos maldiciendo a por cerveza. Aún andábamos con morriña cuando nos encontramos con Aurora García y Jose Funko tocando en la cafetería. Demasiado bueno para sentirse mal por habernos quejado.

Nos relajamos un rato en la azotea de La Casa Encendida, al solecito, y prometí repetir otro día. Aunque sea para ponerme música y leer, qué bien se está ahí. Y ya de ahí al que sería nuestro último concierto del día. El patio se iba llenando esperando a Los Nastys, que revolvieron las cabezas con su energía descarada. La gente saltaba y cantaba y creo que alguno perdió un par de kilos. Comenzaba la tarde por todo lo alto.

El postre lo tuvimos con Sidecars.  Los madrileños acaban de presentar disco con 3 sold out en La Riviera y no es de extrañar que arrancaron a cantar a un patio que sonreía emocionado. Personalmente disfruto mucho de ver a las bandas en distancias cortas, y no todos los días se tiene la oportunidad de ver a Sidecars en un espacio tan íntimo. Nos dejaron algunos de sus temas más representativos y el público lo agradeció coreando estribillos tan míticos como ese “Soy fan de ti“.

Nos fuimos de allí con la sonrisa de haberlo pasado genial y la mirada de reojillo a los que entraban de donde nosotros salíamos. Con un poquito de envidia, sí, pero con la satisfacción de haber pasado un gran día trabajando y la picardía de saber que, al trabajo bien hecho, recompensa que se tercia.

 

A continuación os dejamos una selección de las fotos que hicimos aquel día. La galería completa aqui.

La Radio Encendida

Galería Completa

Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *