EL ENEMIGO: SONORAMA 2017

Sonorama. Sonorama 2017 y Sonorama 20 aniversario. Esta última semana he escrito estas palabras como un millón de veces y aún me provocan una sonrisilla. La de cosas que pasan en un sólo día, la de sensaciones que te atraviesan sin que tengas tiempo de procesar. El pasado fin de semana asistí a 35 conciertos e hice una cantidad ingente de fotos. El pasado fin de semana fui de nuevo El Enemigo, y no pudo ser mejor.
William Miller, El Enemigo

Antes de nada dejemos las cosas claras. Es imposible ir a todo. Además de que las cosas coinciden, a veces no te da la vida. Y tampoco se puede escribir sobre todo. Pido perdón de antemano a todos los musicazos que participaron en este Sonorama 2017 y a los que no voy a nombrar. Espero que entendáis que si lo hiciera el artículo sería infumablemente largo.

A lo que vamos: Sonorama. Sonoramaaaaa!!! Llegué de los nervios, sin saber si iba a pasar 5 días sola o a correrme la juerga de mi vida. Para no teneros en vilo, os comento: Fue lo segundo. El jueves bajé al camping con los cracks de mis compis de piso, a los que había conocido esa misma tarde. Tomamos unas cervezas escuchando a Amaro Ferreiro y nos preparamos para una noche de aúpa. Lo de los disfraces es lo mejor. Y lo que mola más que la peña disfrazada es el buen rollo que hay. La gente se señala en la cara, brinda y se ríe. Y entre toda esa locura bailamos como locos con Rufus T. Firefly, Luis Brea y Varry Brava. Tremendo, fiestón total. Y si me quedo con algo de aquella noche fue el concierto de Rufus. Había leído tantas veces sobre el famoso concierto de Rufus en la Plaza del Trigo… estaba intrigada, pero no me esperaba la bomba que son. No me quiero extender mucho, sólo diré que volvieron a tocar el sábado por la mañana y repetí.

Rufus T Firefly - Sonorama2017

El viernes volé con paso de loca madrileña por Aranda para coger sitio en el conci de Morgan. Qué voy a decir, que ya sabéis que soy muy fan. Canté como una loca, eché las fotos que pude entre el público e hice amigos con otros fans, que siempre mola. Y ellos en su línea, conquistando La Plaza del Trigo a golpe de temazos. A Kuve no los había visto, pero madre! Tremenda banda y tremenda Maryan Frutos, que puso a saltar a toda la plaza enfervorecida. Y las colaboraciones de Gabi (Shinova) y los chicos de Second.  Me quedé loca. Después tuvimos sorpresa con Mikel Erentxun, que volvió loco al Trigo con sus temas más clásicos y bolaco de Arizona Baby, que contó con la colaboración de Carolina de Juan (Morgan) en un final espectacular. 

Sonorama2017

Me fui a comer con los Morgan, que son unos soles, y ya me quedé a echar una manilla desmontando. Cosas de la vida, lo que hace tener amigos tan cojonudos. Conseguí una acreditación para poder hacer fotos todo el festi. Igual no parece que sea para tanto, pero es que eso conlleva  muchas cosas. Conlleva poder meter la cámara en el recinto, acceso a los fosos y a la zona de artistas. Una luz me iluminó desde el cielo y sonó: “ahhhhh” cuando pasó. Punto de inflexión total. Ahora empezaba lo bueno.

La tarde la pasé flotando entre Nacho Vegas y Anni B. Sweet, donde me reencontré con una crack de fotógrafa y amiga que es Monarévalo, que me acogió en los fosos y me presentó a otro crack que es Rafa Rubiales. Vaya trío formamos bailoteando en los laterales de los escenarios. Echadle un ojo a mis fotos (porfa xD) pero echadle un ojo a las suyas también, son unos amos.

Llegaba el momento del concierto 20 aniversario. Para no extenderme mucho os diré que a ese escenario se subió un representante de la mitad de las bandas que tocaban en Sonorama. Que fue como una jam gigante con colaboraciones increíbles y un precioso homenaje a Supersubmarina. Todo temas sueltos, todo temazos, todo sorpresas que salían al escenario entre aplausos. Enorme. En lo que a mí respecta, una pasada. Pudimos pasar todo el concierto en el foso, lo que significa primera línea, pasarlo genial echando fotos y encima espacio para echar un baile entre disparo y disparo. ¿Lo mejor de todo el concierto? Cada uno tendrá lo suyo, pero para mí fue Turnedo (Iván Ferreiro). Esto ya lo he contado en facebook, pero me puse a grabar apuntando al público después del primer estribillo, pensando que si fuera a cantar Xoel ya habría salido. De repente la gente se volvió loca y me giré corriendo justo para ponerme tan nerviosa como para darle al botón otra vez y dejar de grabar. Pero qué momento! Precisamente por ser tan bueno, es mejor sentirlo sólo ese instante, pero hacerlo con los 5 sentidos.

A los Dorian les falló el sonido y finalmente tuvieron que parar. Qué rabia que dan estas cosas, con lo que estaba molando. Aproveché el hueco para escaparme a echarme unos bailes con Los Coronas. Qué pena que no había nada de luz, que fotos tan chulas habrían salido. Y nada de ahí a prepararnos para Amaral. Con toda sinceridad, no soy muy fan. O no lo era. No es que me disgusten, es que los tenía olvidados en la memoria. Pero hay que ver ese directo. Eva Amaral es una fiera que se come el escenario y te hace echar el alma cantándole los coros. Porque pensaba que estaban por ahí olvidados en mi cerebro, pero se ponen a tocar sus temas más representativos y me los canto todos. Me alegró mucho recuperarlos. Fue divertido, intenso y liberador.

Amaral - Sonorama2017

Después de aquello ya flaqueaban las fuerzas y no le pude dar al Langui lo que se merecía. Lo ví de lejos, disfrutando como una enana, pero detrás. Y fue un bolaco, así que espero saldar cuentas pronto y echarme los bailes que les debo.

El viernes llegué a la Plaza del Trigo para verla deshacerse en gritos con los temas de Pol y volverse loca con la colaboración de Álex (Kitai). Me pasé un rato por el conci de Alberto y García en La Sal, comí con unos amigos y vuelta al Trigo. La sorpresa de aquel día fue León Benavente, que se comieron la mañana y la transformaron en energía. Enormes. Me quedé un poco más por ahí e hice amigos con los CronómetroBudú, que son más majos que nada y no se tomaron a mal que en su concierto me fuera a comer xD. Pero como me cayeron genial me dio curiosidad, les he dado una escucha en casa y ya estoy fichando cuándo puedo ir a verlos. Todo suma!

Por la tarde el coñazo de la cola del bus me retrasó y a Sidecars los vi de lejos (grrrrrr). Me quité las penas con Iván Ferreiro, Coque Malla, Sidonie, Leiva y Xoel López. Qué voy a decir, fue una locura y una maravilla. De un escenario a otro. Fotos, bailes, versos que sabes que están al llegar y que van a parar el tiempo. Para, reponte un momento mientras te preparas para el siguiente y otra vez. Y cuando acabé con todo y me senté a ver a la gente bailar me invadió una sensación increíble. Era un revoltijo de tantas cosas… pero estaba taaan contenta. Como postre reuní mil últimas energías para ver a Fangoria. No puedo tener esa oportunidad y no llevarle una foto de Alaska a mi madre, así es la vida. Al margen de los problemas de tiempo que tuvimos para echar las fotos y de que aquello no fue música en directo (en fin), ¿quién aguanta el tipo cuando todo tu cuerpo vibra al son de “Mil campanas”? Montaron una buena fiesta, eso desde luego. 

Sonorama2017

El sábado comenzó repitiendo aventura con Rufus T. Firefly. Qué cracks. De ahí al fiestón que montaron los Second y corriendo a Ángel Stanich. El listón estaba muy alto y esto que voy a decir tiene miga, pero me eché los mayores bailes de la mañana. En un concierto en acústico. De Stanich. Pues sí, amigos, vaya bomba de directo, qué marchaca. Encima tuve la suerte de acompañar a María, una crack de El Ukelele Valencia y que resulta que estaba alquilada en la misma plaza, así que vimos el concierto desde la terraza del portal. Con la bebida y la cámara seguras y con todo el espacio del mundo para bailar. Creía que nos estábamos volviendo un poco locas pero al final de concierto Stanich acabó a caballito sobre Lete mientras sonaba “Sancho, Quijote..” y creo que nuestra ida de olla estaba totalmente justificada.

Por la tarde energía de la buena con SCR y Aurora & The Betrayers. Vaya dos bandacas y vaya bolacos que se marcaron. No me canso de repetir con ellos. A estas alturas del festival todo empezaba a coincidir con todo, así que nos repartimos a ratos entre Santiago Auserón y Sexy Sadie, Berry Txarrak, Los Ilegales, Lori Meyers, Julieta 21 y El Drogas. Tengo un jaleo mental inmenso de este día, pero recuerdo parar a tomar una copa y volver en medio del concierto de Kitai. Una locura. De esos que todo el mundo comenta al día siguiente, flipado con la música y con la puesta en escena. Alguno sorprendido de verlos casi desnudos o enorgullecido de saber de dónde viene la inspiración. Para mí lo mejor es cuando sacan la batería sobre el público. Tampoco son los primeros en hacerlo, pero joder, cómo mola! Si no pierdes los papeles en este punto es que estás muerto.

SCR - Sonorama2017

Con las energías un poco al límite me presenté el domingo por la mañana a ver a The Grooves al Trigo. Sacudieron el cansancio de la plaza entera y la pusieron a bailar enfervorecida. Tremendas. De ahí echamos a andar camino del que iba a ser mi último concierto del Sonorama. El de una banda que me da ganas de abrazarlos y de bailar a partes iguales. Que me sacó una sonrisa que fue la despedida perfecta para el fin de semana: Depedro. La gente bailando y cantando, la banda dándolo todo… Una maravilla total.

Depedro - Sonorama

5 días de conciertos empezando a las 12 del medio día. Muchísimo cansancio y muchísimo trabajo que hacer a la vuelta, pero volví con la cara de idiota del que acaba de conocer a su ídolo. No me encanta la palabra ídolo, pero tuve la oportunidad de hacer fotos a músicos geniales, a los que admiro muchísimo, y encima de charlar con muchos de ellos. Disfruté de unos conciertos increíbles y tuve la suerte de poderme rodear de gente estupenda con la que festejé, bailé, eché fotos y me reí muchísimo.
Y ya para ir acabando, una última conclusión. Si me tengo que quedar con algo, que sea con el final de los conciertos de la mañana, con las plazas llenas de colores, de sombreros, de gafas de sol estrafalarias, de pistolas de agua, de confeti… y de gente bailando y cantando con una sonrisa en la cara. La fiesta de abajo cuando suena el último tema y todos quieren celebrarlo. 

EL ENEMIGO: FESTIVAL GIGANTE

La crónica completa y todas las fotos