THE GROOVES R3SETEAN Y ENCIENDEN EN LLAMAS LA MOBY DICK

The Grooves presentan su primer LP “R3set”, y lo hacen con la confianza y el ritmazo de quien pone una sala entera a bailar. Energía, actitud y temas de esos que te descontrolan los pies y la caderas para celebrar un lanzamiento muy esperado. Qué noche!
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

El pasado 3 de marzo The Grooves convocaban para presentar los temas de su nuevo álbum “R3set”. Había ganas y se respiraba en el ambiente una inquietud que sólo podía calmar un buen concierto, pero salieron las Grooves y más que calmarnos nos inyectaron una buena dosis de adrenalina envuelta en Soul y Rock and Roll. Disfrutamos de las novedades de esta banda madrileña cargada de complicidad y energía. Desde la inquieta “Blues for the blue people” al funk de “The wave”, repasamos los temas contenidos en “R3set” entre bailes que se contagiaban desde el escenario a la pared del fondo de la Moby Dick.

No podían faltar en esta celebración los temas que dieron a conocer a The Grooves y ellas mismas autoversionaron “Running away”, que vibró sobre los metales de Hills y Vicky y que se oía a voces en el público entregado.  “Whole lotta love” sacó a relucir las influencias más setenteras de Guio, que para los que la conozcan ahora, lidera un tributo a Zeppelin. Es imposible no volverse loco con ella. Qué voz, qué energía y qué tía más sexy! Jugó con las texturas y los efectos y echó el alma entre miradas de complicidad para cerrar el tema en un solo de guitarra que colocó hasta a los abstemios.

The Grooves - Moby Dick

The real one” arracó suspiros con ese principio pesado en el que la guitarra de María se entrelazaba en las estrofas, sostenidas bajo los dedos de Plo al bajo. La rubricaron en un juego de intensidades que acabó con María por los suelos y toda la sala loca perdida. Con la energía por las nubes caímos directos en “Tiny old clock”, con María a las voces y un finalaco de saxo que cerró el tema como una última bocanada de aire. El shaker de Ceta anunciaba “Black stare” y flotamos mecidos por la voz aireada de Guio para caer de nuevo en la marcha de las Grooves, corte a corte, pulso a pulso, sin poder parar los pies. Subidón también en “On the road”, que hizo vibrar el bombo y el sinte en el pecho de toda la Moby para meter los metales en un final por todo lo alto.

En la recta final del concierto nos esperaba el momentazo de la noche, con “Gotham” ardiendo bajo la voz rota de Guio y esos feelings de vientos de los que es imposible no quedarse colgado. Los cambios de intensidad iban de la mano de los cambios de plano de Guio y el ritmazo preciso de Ceta (vaya incorporación, por cierto!). “Funk U” y “Do it better” anunciaban un final al que nadie quería llegar, así que nos despedimos resbalando los pies por el suelo, cubiertos por una nube de confeti dorado y con una sonrisa en la cara.

The Grooves - Moby Dick

 

No podía quedar ahí la cosa y las Grooves desataron la locura versionando “Maniac” con un juego de intensidades  que vació la canción para llenarla de un golpe a base de energía y ritmo bajo las manos de Ceta, que cerró el tema por todo lo alto. Se despidieron con “Listen”, que vibraba con el Wah de María y puso a cantar de nuevo a la Moby. Siempre va bien un poco de desparrame para acabar una fiesta y las chicas de The Grooves lo dieron todo y elevaron al cielo la energía de una sala que lo celebró bailando como si no hubiera mañana. Subidón.