NADIA ÁLVAREZ SALTA AL VACÍO

Nadia Álvarez presenta “Salto al vacío”, un trabajo personal y lleno de matices. Ella lo define como folk, country y pop difuminados con una base emocional sólida, y es que el punto fuerte de esta autora madrileña son las canciones: Sinceras, directas y detallistas. Tuvimos el placer de verla el pasado 13 de abril compartiendo escenario con César Pop  y nos quedamos con su dulce acústico, con su voz aireada y con ese ritmillo que te pone a bailotear. Muy pronto publicaremos la crónica; de momento os dejamos con algunas fotos y con la entrevista en la que hablamos con Nadia de música, de producción, de promo y de mucho más
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

 

1. ¿Qué podemos encontrar “Salto al vacío”?

Salto al vacío es una caja que guarda de mí cosas que están más allá de lo que la gente puede conocer o ver a simple vista. Es un trabajo sincero, que cuenta historias muy personales pero que a la vez pueden ser compartidas con todos, y con las que cualquiera podría sentirse identificado.

Es un trabajo sincero, que cuenta historias muy personales pero que a la vez pueden ser compartidas con todos, y con las que cualquiera podría sentirse identificado.

Cuéntanos un poco dónde lo has grabado y qué has buscado en la producción.

Es un proyecto muy humilde. Se grabó en los estudios Fox (Madrid) bajo la producción de Luis Lastra y co-producción de Jesús Sangui. El presupuesto fue mínimo y hubo que reducir gastos al máximo. Gracias a la confianza del sello recién nacido “Cabana Media Records” conseguimos que lo que al principio iba a ser una “maquetilla” tomara un poco más de forma y nos permitiera lucirlo con honra a pesar de las limitaciones (económicas principalmente). Ellos apostaron por el proyecto y sin su ayuda no podríamos haberlo grabado, presentado, etc.

2. Estarás el próximo 17 de abril en el Café La Palma, en Madrid ¿Qué le podríamos decir a un amigo que no te haya escuchado nunca para que venga con nosotros al concierto?

Diles que van a ver a una banda acompañando a una tía que intenta ponerle nombre a todo y que cuando no lo consigue lo escribe en forma de canción. El sonido muy eléctrico, trabajado al detalle, con canciones con una base emocional sólida que no se pierde a pesar de la fuerza de este formato. Folk, country, pop, en castellano, varios estilos juntos pero tan difuminados que no confunden.

Nadia Álvarez

#ConciertosRecomendados

 

3. Hoy en día se hace un importante trabajo de promoción a través de internet y las redes sociales, ¿cómo valoras el impacto que tiene en la difusión de proyectos emergentes como el tuyo?

Está claro que hoy las redes sociales tienen un papel casi imprescindible en la promoción de un artista. Para los emergentes como yo, Internet es una herramienta muy útil si se sabe utilizar. Yo estoy segura que sin ellas todo esto seria muy distinto para mí, no se si mejor o peor, pero distinto. Supongo que es la forma más cómoda de acercarte a un público nuevo. A partir de ahí, ya entran en juego el gusto y pereza de cada uno. Reconozco que Internet abruma a veces. De todas formas, siempre hay algún valiente que se atreve a pasarse por tu concierto sin conocerte y luego resulta encantarle lo que haces. Eso es lo mejor.

4. En todo este proceso habrás aprendido muchísimas cosas, ¿qué consejo podrías darle a alguien que esté trabajando en sus primeros temas?

Hay que ser honesto y arriesgado. Aunque suene a tópico, pero creer en lo que quieres es lo principal. Después las cosas vienen solas… con esfuerzo por supuesto.

Hay que ser honesto y arriesgado.

 

5. Para finalizar, en Emergentes somos muy freaks de la película Casi Famosos y acabamos todas las entrevistas con la pregunta estrella: ¿Qué es lo que te apasiona de la música?

Yo también soy muy fan de esa peli, jajaja. La música es como que tiene de todo, ejercitas cuerpo y mente, haces amigos y algún enemigo (yo no suelo hacer de eso), para los que escribimos, libramos a nuestros colegas de nuestras historias porque hacemos canciones que hablan de ellas… No sé, me apasiona todo,  hasta los malos ratos (a los cantautores nos encanta regocijarnos en ellos, ya sabes…).

César Pop - El Intruso