PASSENGER LLENA LA RIVIERA DE EMOCIONES

Passenger
Cuando todavía faltaba una hora y media para el momento más esperado de la noche, ya se podía sentir la emoción en La Riviera. Después de telonear a Ed Sheeran durante varios conciertos de su gira, pasando por ciudades como Buenos Aires y Cape Town, Michael Rosenberg, más conocido como Passenger, por fin iba a comenzar su gira europea. Le esperaba una puesta en escena simple y un público con muchas ganas.
Vera Valentín (@vera.novella)

A las 20:30 abrió la noche Ken Yates, confesando que no solo era su primer concierto en España, sino que también era el primero en Europa. El canadiense lo hizo cantando algunos de los temas de su último disco como “Roll Me on Home” o “Keep Your Head Down”, además de algún otro de su primer álbum “Twenty-three”. Se despedía dando las gracias a Passenger por contar con él para su gira y al público por su entusiasmo y paciencia.

Passenger

Tras los veinte minutos más largos de la noche, sus fans por fin pudieron recibir a Passenger con un aplauso que llenó la sala. Lo primero que hizo fue recordarnos que este concierto estaba en realidad planeado para otra sala pero que se tuvo que cambiar, ya que enseguida se vendieron todas las entradas. ¡Y es que aquí también había hecho sold out! Con una sonrisa en la cara comenzó con “Fairytales and Firesides”. El público respondió dando palmas con tanto entusiasmo que Rosenberg tuvo que decir que se estaban adelantando.

El sentido del humor del cantante enseguida salió a la luz cuando empezó a bromear sobre la trayectoria de Passenger, originalmente una banda. Se disculpó por si alguien estaba desconcertado porque esperaba ver a alguien más en el escenario, pero aclaró que ya era demasiado tarde para recuperar su dinero. Viendo al público entretenido, siguió con la broma, ahora pidiendo que por favor no confundieran su “Única canción famosa”, “Let Her Go”, con la canción “Let it go” de Frozen.

El siguiente tema fue “David” de su sexto álbum como artista en solitario (el séptimo de Passenger). Explicó cómo lo compuso para un hombre sin techo que conoció mientras tocaba en la calle en Glasgow (su letra contiene frases que intercambiaba con él). Terminamos todos emocionados, él incluido, dándonos gracias por nuestro silencio y respeto: “Habiendo siete barras en La Riviera” nos dijo, “yo ya estaría borracho”.

Una vez superada la emoción, nos avisó de que ahora, quería todo lo contrario, y efectivamente, en cuanto comenzaron las primeras palabras de “Life’s for the Living” todo el mundo empezó a cantar y a bailar. Después de oír las voces de sus fans, pudimos ver al cantante feliz, mientras nos decía que en los conciertos como telonero de Ed Sheeran nadie se sabía sus canciones, a excepción de “Let Her Go”, por supuesto.

Siguiendo con los temas animados vino “Hell or High Water”, uno de mis favoritos. No sé si es la melodía después del estribillo o lo pegadiza que es la letra, pero desde luego me encanta y creo que el público la disfrutó tanto como yo.

To Be Free”, más tranquilo y muy cercano al cantautor, cambió completamente el ambiente. Nos explicó que el tema cuenta la historia de sus antepasados y de cómo sobrevivieron siendo judíos en la segunda guerra mundial. Admitió que pensaba que ningún día iba a conseguir sentirse cómodo contando esta historia y la dedicó a todos aquellos que hubiesen tenido que sufrir algo parecido, refiriéndose a tener que dejar a su familia y huir a otro país. El público respetó el silencio, escuchó con atención cada nota que daba y aplaudió al final, con Michael muy emocionado.

A continuación, hizo una versión de “The Sound of Silence”, brevemente interrumpida por un grito de emoción de un espectador seguido de un ataque de risa del cantante; y “I Hate”, con la que consiguió que todos acabásemos gritando todo lo que odiamos. La sala se iluminó con “Survivors” cuando sacamos nuestras linternas para acompañar a Michael. El siguiente tema fue “Rolling Stone” y lo dedicó a todos aquellos que echasen de menos a alguien. La sorpresa vino cuando, sin ningún aviso, sonaron esas notas inconfundibles de “Let Her Go”. Como era de esperar, el público pronunció cada sílaba de la canción, desde la primera hasta la última.

El concierto parecía terminar con “Scare Away the Dark”, y sus repetitivos “ohhhs”. Cuando Michael abandonó el escenario todo el público coreó una y otra vez los “ohhhs” hasta que volvió para regalarnos “Whispers” y “Holes”, terminando así un primer concierto de gira perfecto.


Tal vez te interese

Renovando mis votos con Morgan en el Price
Morgan Circo Price
Creo que no hay nada más bonito que verlos mirarse y sonreír. En ese momento ellos habitan su propio universo. Lo crean y lo disfrutan simultáneamente (leer más)
Viva Suecia: Primer Sold Out en La Riviera (prepárate 26abr)
Viva Suecia
Gocé con todas mis ganas y volví a disfrutarlos como el primer día. ¡Gracias Viva Suecia! ¡Os echaba de menos! ¡Nos vemos en abril! (leer más)

Microprograma Emergentes

Reto Kitai 24h  Batiendo el Record Guinness

Reto Kitai 24h

24 horas seguidas sobre un escenario. 24h seguidas tocando. 

Shinova presenta “Cartas de navegación”

Shinova

Entrevista y acústico del tema “El trayecto natural”



Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *