PERDIDO GODOT: PERSEGUIDORES INVENCIBLES

El jueves 24 de octubre tuve la oportunidad de ver en directo a Perdido Godot. Y, a pesar de que los nervios estaban presentes en la sala, os aseguro que fue una noche para el recuerdo. Porque llenar la Sala X en pleno jueves, no es nada fácil. Y ellos, lo consiguieron.

María Vara (@mariavara21)

Perdido Godot es uno de esos grupos a los que siempre había querido ver y nunca había podido. Pero esta vez parece que los astros se alinearon y tuve la suerte de poder fotografiarlo.

A las 21:30h las puertas se abrieron. Y allí estábamos preparados, deseando ver qué nos depararía la noche. ¡Y qué deciros! En un abrir y cerrar de ojos, los fotógrafos nos vimos apurados, esquivando a gente, en un intento de encontrar un hueco libre desde el que capturar el concierto.

PERDIDO GODOT

Me habían contado que los directos eran uno de los puntos fuertes del grupo. ¡Y no me extraña! Su amor por los ritmos y la improvisación se notaron desde el primer segundo. Y su fuerza y entusiasmo hicieron que el público no pudiera dejar de cantar y saltar.

Perdido Godot

En cuanto salieron a escena, los nervios se disiparon y su buen rollo entusiasmó a todos los presentes. Público y banda se volvieron una única pieza.

Tocaron los temas más conocidos de su repertorio, como “Prácticas de vuelo”, “El perseguidor” o “Ídolos”. Canciones que ya son todo un clásico en sus conciertos. Y el sentido del humor no pudo faltar. Pablo Vidal (cantante) no dudó en bromear sobre que el concierto era para aquellos que no habían conseguido entrada para ver a Green Day en la MTV Week.

Pero qué queréis que os diga, para mí fue uno de esos conciertos en los que te sientes en familia. Y en el que, una cervecita y buena música, hicieron que el tiempo pasara demasiado rápido.

Perdido Godot

Como forma de capturar aún más nuestra atención, nos regalaron sorpresas como el estreno inédito del tema “Así que quieres ser cantante” o el primer directo con el tema “Sangre joven, sangre fresca”.

Aunque sin duda, dos fueron los momentos más emotivos de la noche. Por un lado, la aparición de Javier Camuña sobre el escenario con el tema “Mi refugio bajo la tormenta”. El teclista no pudo acompañarlos sobre el escenario, pero su apoyo estuvo presente en la sala en todo momento. 

Por otro, el solo de batería que se marcaron Javier Picón (batería) y Pablo García (guitarrista). Un momento que ya es tradición en sus conciertos y en el que sus caras de felicidad lo dijeron todo.

Reconozco que me quedé embobada escuchándolos en varias ocasiones. Y no se cuándo volveré a verlos en directo; pero os aseguro que, si tenéis la oportunidad, no os perdáis su concierto el 9 de noviembre en la Sala Club Maravillas (Madrid). ¡Merecerá la pena!


Tal vez te interese

Renovando mis votos con Morgan en el Price
Morgan Circo Price
Creo que no hay nada más bonito que verlos mirarse y sonreír. En ese momento ellos habitan su propio universo. Lo crean y lo disfrutan simultáneamente (leer más)
Zahara y sus astronautas en el Botánico
zahara
Zahara celebra la vida, la música y el empoderamiento femenino reuniendo a sus astronautas en una noche mágica en las Noches del Botánico (leer más)

Microprograma Emergentes

Reto Kitai 24h  Batiendo el Record Guinness

Programa Emergentes, Reto Kitai 24h

24 horas seguidas sobre un escenario. 24h seguidas tocando. 

Shinova presenta “Cartas de navegación”

Programa Emergentes, Shinova

Entrevista y acústico del tema “El trayecto natural”



Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *