VETUSTA MORLA FUERON FUEGO LA NOCHE DE SAN JUAN

Vetusta Morla y Jacobo Serra - La Caja Mágica
Resulta difícil hablar de Vetusta Morla de manera objetiva, por lo menos por mi parte. Era sábado 23 de junio, día previo a la Noche de San Juan, la noche más corta del año, y más corta se hace todavía, cuando asistes a un concierto que no quieres que acabe.
Lorena Alonso (@Lore_n_roll) y Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

Era un día con mucha expectación, habían lanzado el farol de la Caja Mágica y les había salido bien. Sold Out de 38000 personas abarrotaban el recinto. Los de Tres Cantos se habían montado su propio festival. A las 19h se abrían las puertas para ir recibiendo a los más tempraneros. El ambiente era festivalero 100%, incluidos los dichosos Tockens que tanta manía los estoy cogiendo, es un precio abusivo. Interminables barras para servir bebida y foodtrucks para matar el gusanillo.

El escenario empezaba a funcionar con la actuación de Jacobo Serra. Tremenda apertura en un formato casi íntimo, repasando una colección de temas que pusieron a cantar a las primeras filas y que atraía las miradas de los que iban llegando al recinto. La acústica de Jacobo lideraba una propuesta que destilaba ritmo y buenas letras y que despertó la curiosidad de los que aún no habíamos podido verlos en directo.

Entre tanto, se podía ver un permanente mensaje en las pantallas. Un tajante, gigante y blanco sobre fondo negro “Sólo SÍ es SÍ” residia el telón de fondo del escenario. He de decir que, en todos los festivales que llevo este año, esto es algo que se repite; el recordar algo que es obvio pero necesario. Ya sean carteles o los llamados “Puntos Violeta”, pero siempre está el mensaje de NO a la violencia machista. Pasitos hacia delante que se llaman.

Todo está listo para recibir a Vetusta Morla. Salen con la mano a modo de visera para atisbar hasta donde se acumula el público, y arrancan con “Mismo sitio, distinto lugar”, tema que da nombre al disco que presentan. El sonido es perfecto y se escucha bien en todo el recinto y las pantallas no fallan, no siempre se puede decir eso de un macro concierto. El soporte audiovisual es impresionante, no para de darle movimiento y color a cada canción. A medias del concierto paran, abren una botella de cava y brindan. El inciso es para dar las gracias, estaban nerviosos por la expectación del concierto, por si no eran capaces de abarcar a tanto público, en algún lado mencionaron el que tenían miedo a ser “poca mantequilla para demasiado pan”, pero no fue así, ya os lo digo yo, cubrieron las expectativas con creces.

También hablaron de esta noche tan especial, la Noche de San Juan. Una noche llena de magia, en la que se quema lo malo, en la que se utiliza el fuego para dar el salto a lo bueno; y así declararon sus intenciones, esa noche ellos querían ser fuego, el fuego que uniera a todos los que estábamos allí, ser los que hicieran, como el fuego, que quememos lo malo para dar paso a lo bueno. Fue un concepto precioso al que no nos quedó más remedio que rendirnos. Y por supuesto, sonó 23 de junio, ese maravilloso vals que han conseguido, ya no que merezca la pena, si no que se convierta en el diamante sencillo pero deslumbrante que es. El escuchar cantarlo a 38000 personas pone los pelos de punta como poco, por no hablar de alguna lagrimilla que otra.

El histriónico y atrayente ritmo de Pucho, el mundo interior de sus letras, la apreciación que se podía hacer de cada instrumento; de la batería, del bajo; (mi más sincera enhorabuena al equipo de sonido, por cierto). Todo era una confluencia de cosas bien hechas y que estaban dando el mejor resultado que podíamos esperar.

No puedo sentir otra cosa que amor y respeto por el poder de la música.

Abren los bises con otra perla del disco, Consejo de sabios, es un tema que cuanto más escucho más me gusta, más matices descubro; van in crescendo, al unísono, la sensibilidad de la letra y la intensidad de la música; es de esas canciones que hurgan en las entrañas y te despierta todos los sentidos que necesitas para apreciar la música y su poder. Es especial.

Los días raros es el tema que eligen para dar por finalizada esta gran noche que, estoy segura, no olvidarán fácilmente.

Y, como siempre que revivo un concierto para escribir, no puedo sentir otra cosa que amor y respeto por el poder de la música.

Todas las fotos aquí: http://emergentes.es/galeria-vetusta-morla-fueron-fuego-la-noche-de-san-juan/

Vetusta Morla y Jacobo Serra

Galería Completa

Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *