VEINTIUNO: NO HAS VISTO “NADA PARECIDO”

Veintiuno acaba de lanzar su primer disco “Nada Parecido” y les llueven las ofertas. Algunos EPs a las espaldas, mucho trabajo y muchos golpes han dado forma a una banda que, a pesar de todo, sigue enraizada en lo más importante: 4 amigos tocando juntos, construyendo un proyecto y luchando por él.  Con un sonido a pop contundente con influencias de música electrónica y soul, los chicos de Veintiuno vienen a abrir un camino y lo hacen con la ilusión incansable que da la respuesta de un público que le abarrota las salas. Nos reunimos con Pepe Narváez, batería de la banda, para hablar de música, de producción, de promo y de todo lo que quisimos preguntar. Todo un lujazo.
Bárbara Téllez (@BbEmergentes)

 

  1. ¿Qué podemos encontrar en “Nada parecido”?

Bueno, lo que hemos intentado es generar un ambiente que resume lo que han sido estos dos años de composición. Hay mucha influencia de música británica, electrónica, soul… Nosotros nos basamos en percusión y en guitarras, con un bajo muy saturado. Al final son 10 temas que son muy diferentes pero el unidos por un hilo conductor desde que empieza hasta que acaba.

Habéis conseguido con este proceso un sonido propio. ¿Cómo se consigue?

Jajaja. A base de golpes. Muchas noches de local probando cosas, llevando sonidos de bandas que nos gustan, grabaciones caseras…

Cuéntanos un poco cómo lo habéis grabado y cómo habéis afrontado la producción.

Bueno, tuvimos la suerte de contar con Jimmy Summers, que ha producido el disco. La verdad es que éramos un poco recelosos con la gente con la que trabajamos al principio porque hemos tenido  bastantes golpes en la vida musical, como todo el mundo. Pero en cuanto empezamos a hablar con él y vimos la onda que llevaba le dijimos “Vente para Toledo”. Y ahí empezamos a trabajar, a hacer una criba de los temas y entramos al estudio.

Hemos grabado en Q-Estudios, con Guille Quero y ha sido genial. Eso es como una casa, comes allí, pasas el día… Es como una vida de pareja pero con 5.

 

#VídeoRecomendado

 

  1. Para una banda independiente como la vuestra el tema de la financiación siempre es un poco peliagudo, ¿cómo habéis lo afrontado?

Pues era lo principal. Estuvimos barajando varias opciones y el crowdfunding fue la que más nos convenció por dos razones. Por un lado nos daba la opción de hacer el disco que queríamos a todos los niveles. Hemos hecho las canciones, los textos… Elegimos la portada del disco, que la ha hecho Claudia… Y por otro lado sabes que la gente que te ha apoyado lo ha hecho porque le gusta lo que estás haciendo.

Lo montamos con bastante miedo, la verdad, porque uno nunca sabe cómo va a salir y el primer día superamos el 100%. Luego encima siguió subiendo y gracias a eso hemos podido hacer el disco con bastante tranquilidad.

¿Tenéis planes para ese dinero que no estaba en el presupuesto inicial?

Jajaja. Bueno, la verdad es que nosotros pedimos bastante menos de lo que necesitábamos para grabar. Por el miedo ese de no saber si llegas. No quiero pensar qué hubiera pasado si nos hubiéramos quedado en el 100% justo, que con estas cosas los gastos siempre se multiplican. Pero el caso es que esas aportaciones nos han permitido grabar como nosotros creíamos que debíamos hacerlo. Ha habido tiempo para meter más guitarras, meter más sonidos, comprar un pedal que necesitábamos o lo que sea.

 

  1. En cuanto a promo, ¿cómo valoras el impacto de la labor de difusión en la respuesta del público? ¿Es necesario crear un equipo multidisplinar para abordar esta tarea?

Ufff. Para nosotros el primer punto de inflexión en el que vimos cuánto de importante es la promoción fue cuando tocamos en el Arenal. De un día para otro parecíamos una banda diferente. La gente se interesaba más por nosotros, nos escribían de forma distinta… De alguna forma la imagen que generas es muy importante y para nosotros tener el apoyo  de una ofi como I Pop You es alucinante. Salimos en un montón de sitios a los uqe seríamos incapaces de llegar sin su ayuda. Necesitamos que nuestra música llegue a la gente, que nos conozcan, para poder engancharlos.

Los músicos no lo vemos muchas veces. Tiene que haber alguien ajeno al grupo, que para nosotros es Jorge Grau, nuestro manager, que te saque un poco del local. Nosotros siempre decimos que al local no te va a buscar nadie. Es vital el trabajo del local, y además a nosotros nos encanta. Somos los 4 amigos que empezaron tocando y es lo que nos gusta, pero al final hacemos música para la gente. Y para llegar a esa gente es necesario que haya un equipo de trabajo que le de cuerpo al proyecto.

  1. ¿Cuándo os podremos ver en Madrid?

Este jueves tenemos la suerte de tocar en una sala mítica de Madrid, la sala El Sol y… puf. Ahí he visto a los grupos que han influído en nuestra música, es muy fuerte. Además para nosotros tocar con Belice, que nos mola mucho, es genial. Tenemos muchas ganas. Hemos hecho un set de 8-9 temas mezclando algunos del disco con algunos antiguos y luego pues allí cervezas para todo el mundo.

 

  1. Durante todo este tiempo, los EPs y el lanzamiento de este primer LP habréis aprendido muchas cosas. ¿Qué consejo podrías darle a alguien que estuviera trabajando en su primer álbum?

Que dejara fluir el trabajo. Que no piense en lo que tienen que durar los temas o en si éste pega con los otros. Hay que hacer música, ir acumulando temas y luego cribar.  Cuando nosotros llegamos al estudio fuimos con 10 temas listos y no entendíamos por qué necesitábamos más. Al final llevamos 20 que se quedaron en 10 y quitamos bastantes de los que llevamos primero. Lo mejor es que el trabajo fluya y no agobiarse. Hacer temas hasta que veas que ya tienes material y que está todo compacto y lanzarte con ello.

 

  1. Bueno, para terminar sabrás que en Emergentes somos muy fans de la película Casi Famosos y acabamos todas las entrevistas con la pregunta estrella: ¿Qué es lo que te encanta de la música?

Ufff. A mí lo que me encanta es el sentimiento, no sé, la vibración que te produce escuchar un tema que te gusta. Me pasa escuchando música o viendo vídeos y también cuando tocamos. Cuando vamos a salir a tocar y nos juntamos los cuatro en el camerino, nos damos un abrazo y la tensión, la adrenalina, los nervios… se separa todo. Ya no vamos a la universidad, ni trabajamos ni hacemos nada, sólo tocamos. Es lo mejor del mundo.

435